Los errores más comunes del Runner

Todos los que practicamos cualquier deporte tenemos un objetivo. Muchas veces cuando vemos que los resultados no han mejorado tras un entrenamiento intenso, nos sentimos frustrados. Si este es el caso, lo más probable es que se haya cometido algún tipo de error durante el entrenamiento. Intente detener este problema porque todavía tiene tiempo para recuperar el tiempo perdido y redirigir su plan hacia la meta. Cada uno de nosotros comete errores en diferentes áreas de la vida. Al igual que en los deportes, esto es normal. Cuando no nos estamos formando bajo la guía de profesionales, debemos informarnos para no cometer una serie de errores, no para hacernos avanzar, sino para hacernos dar un paso atrás.

ERRORES MÁS COMÚNES EN RUNNING

1. No seguir un plan de entrenamiento.

Si realmente desea participar en deportes y mantener la estabilidad, haga un plan de entrenamiento para organizar su semana. Esto debe incluir al menos dos días de recuperación, un día de recuperación de larga distancia, dos carreras ligeras y un día de ejercicio vigoroso, incluida una serie, intervalo o cambio de velocidad. En cambio, si tu carrera es larga y no hay cambio de intensidad, tu cuerpo se acostumbrará y no obtendrás buenos resultados.

2. No complementar la carrera con trabajos de fortalecimiento.

Este es un error muy común para principiantes y corredores profesionales. No tomarse el tiempo para fortalecer los músculos aumentará el riesgo de lesiones y reducirá el rendimiento en la competencia. Realice ejercicios de fuerza de baja carga en los cuádriceps, abductores, pantorrillas, sóleo, glúteos, espalda y tronco.

3. Uso de calzado inadecuado.

Dado que correr es un deporte de impacto, debe usar zapatos que se ajusten a sus pisadas para reducir el impacto en el suelo. Trate de no ser demasiado ligero y no los use durante mucho tiempo. Además, asegúrese de elegir el tamaño correcto para evitar posibles hematomas internos, yemas de los dedos, callosidades o hematomas en las uñas.

4. Correr todos los días y no realizar descansos.

El descanso es la base del entrenamiento y es decisivo. Si no permite que su cuerpo absorba el tiempo necesario para correr, no mejorará. Si ha sido enérgico, puede intentar otro ejercicio.

5. No estirar antes y después de cada entrenamiento.

Después de la sesión, trate de no apresurarse. Cada ejercicio es un ciclo que debe cerrarse correctamente. Solo necesitas 10 minutos para calentar tus músculos sin saltar.

6. Ser poco realista.

Sea siempre proactivo estableciendo metas y objetivos. Debes ser pragmático para evitar decepciones. Adáptelos a sus condiciones y características, y modifíquelos a medida que encuentre mejoras.

7. No cuidar otros aspectos.

Como todos sabemos, siempre que el ejercicio se combine con hábitos de vida saludables, el ejercicio traerá muchos beneficios. Preste atención a su dieta y no se entregue a la dieta. Sigue una dieta variada y natural, y rápidamente notarás buenos resultados. Ahora que ya sabes todo lo que debes evitar, si quieres superar la fase de estancamiento de encontrarte a ti mismo, ponlo en práctica antes de volver a correr. Recuerde que si el ejercicio no se realiza correctamente, el ejercicio tendrá el efecto contrario, si no se realiza bajo la supervisión de un experto, el ejercicio tendrá el efecto contrario. Corrija gradualmente los malos hábitos y crea en usted mismo: vivir una vida sana y saludable es algo que todos pueden lograr.